Pinterest: compartir imágenes puede favorecer tu negocio

Pinterest está ahora mismo en boca de todos los expertos en Social Media.

Se trata de una nueva red social (creada en 2010) basada en la difusión de imágenes entre amigos. Básicamente, funciona como un corcho en el que podemos colgar (“pin”) imágenes que encontremos tanto dentro de Pinterest como por Internet a través de una pequeña aplicación llamada “Pin it”, con la que podemos subir las imágenes a Pinterest sin necesidad de guardarlas previamente en nuestro disco duro o guardando la URL de la imagen, aunque la opción de subir imágenes desde el disco duro también existe. También permite subir vídeos o conversaciones.

En esta red social los usuarios pueden crear colecciones y carpetas de fotos que les parezcan especialmente interesantes. Algunas de las carpetas creadas por defecto al darse de alta en la herramienta son: belleza, artículos para el hogar, arquitectura, lugares, decoración, etc. Por supuesto, el usuario puede modificarlas a su antojo. Debido a esta configuración inicial, parece que el público principal de esta nueva red social son mujeres. Actualmente, según ComScore, cuenta con 11,7 millones de usuarios únicos y recibe al mes 10 millones de visitas, siendo la página web en toda la historia que ha alcanzado ese ratio con mayor rapidez.

¿Cómo puede ayudarnos esta nueva red?

Existen dos premisas básicas para utilizar Pinterest en beneficio de nuestra empresa:

  • Si hacemos unas fotos de catálogo que además de funcionales sean artísticas o atrayentes
  • Si el diseño de nuestros productos es estéticamente bello

Existen sectores que podrían hacer un uso verdaderamente innovador de esta nueva herramienta. Los más obvios son la industria de la moda o la cosmética y cualquier sector circundante (por ejemplo, revistas de moda), pero también pueden aprovecharse de esta red los arquitectos, decoradores o interioristas, escaparatistas, diseñadores gráficos, dibujantes e ilustradores, la industria de los videojuegos… O incluso sectores aparentemente anodinos como la papelería o fabricantes de material de escritorio. Por ejemplo, algunos periódicos norteamericanos están empezando a utilizarlo para la cobertura gráfica de eventos.

Es decir, cualquier producto con un mínimo componente emocional puede entrar en Pinterest. Todas las redes sociales tienen un fuerte componente emocional, pero en el caso de Pinterest es mayor porque las imágenes generan emociones más fuertes.

En cualquier caso es importante recordar las reglas de oro de las redes sociales:

  • Escuchar: No basta sólo con lanzar nuestras fotos y esperar. Podemos usar los corchos de otras personas para ver las tendencias y los gustos y hacernos una idea de por dónde van los tiros. Incluso si nuestro producto es totalmente innovador.
  • Participar: En las redes sociales los egoístas no triunfan. Si no haces re-pin (parecido al RT pero en vez de con twits, con los pins) de otros usuarios, nadie nos “repineará”.
  • Asumir: Dado que todo el mundo puede ver nuestros productos, éstos pueden gustar o no. Debemos aceptar las críticas y alabanzas como algo a interiorizar para poder mejorar. Incluso la peor crítica puede llevarnos a ser mejores.
  • Ayudar: Seguramente podamos aportar algo a la comunidad. Un tutorial, una demo… o incluso difundir contenidos de otros que nos parezcan interesantes. Si lo hacemos bien, los usuarios también nos ayudarán.
  • Adaptar: Después de interiorizar y meditar, podemos llevar los cambios a nuestros productos o servicios. Esto generará una comunidad más satisfecha, y puede que nos llevemos unas cuantas ventas por el camino :)

Lo más importante es tener una mente abierta. No seamos soberbios. Siempre hay alguien que sabrá más que nosotros o que tenga una buena idea. ¡Sería de necios negarnos la posibilidad de escucharles!